Compartir

Oculto entre montañas

Un balcón de tierra y mar

Bañado por el mar

Playas recónditas

Escondite de sensaciones

Leyendas 

Anaga es lugar de numerosas historias y leyendas, no solo las que dan nombre a la localidad del Bailadero o a la Playa de las Brujas, sino también las que mantienen que el pirata "Cabeza de Perro" escondió un tesoro en los acantilados próximos a Igueste de San Andrés. 

LeyendasSegún recogen las crónicas, en la zona de Taganana vivió la Princesa Cathaysa Princesa aborigen, que fue vendida por los castellanos como esclava en 1494. Otra famosa historia es la de la Virgen de Begoña de Almáciga que llegó a este caserío anaguero después de haber llegado a la playa de Almáciga una botella con un mensaje y unas estampitas de la Virgen.

Dicha botella había sido lanzada al mar en el norte de España por unos bilbaínos que se dirigían a Santiago de Compostela, y prometieron que a donde llegara la botella allí llevarían una réplica de la Virgen de Begoña.

La leyenda del Santísimo Cristo del Naufragio relata que el 16 de febrero de 1898, mientras viajaba en el buque de vapor mixto "Flachat" encalló en la costa de la Punta de Anaga, apareciendo en una playa próxima guardado en una caja, siendo descubierto por un cabrero, el cuál creía que dentro de esa caja habían grandes riquezas, pero al abrirla descubrió la imagen del Cristo e irritado la golpeó hasta romperle las piernas. Pocos días después, el cabrero sufrió un accidente y se fracturó la pierna.

La imagen del Cristo se encuentra actualmente en la Iglesia de Nuestra Señora de Las Nieves en Taganana donde aún se le rinde culto.

 

 

Volver

 

 

senderismo y running en anaga
reservar en el albergue de anaga